Si vas a comprar tu chaleco salvavidas, no te pierdas este artículo!!

Los chalecos salvavidas son elementos imprescindibles en nuestro barco, ya sea de vela o a motor, en la actualidad tienes diferentes tipos para comprar, veamos cuales son los más importantes.

Existen 2 tipos de chalecos salvavidas:

  • Chalecos salvavidas de espuma, que son los que nos encontramos en cualquier barco que alquilemos, normalmente naranjas, rígidos e incómodos, pero son más baratos.
  • Chalecos Salvavidas Automáticos, de los que vamos a hablar por ser estos los más cómodos y los que tendremos que comprar sin lugar a dudas si al final hacemos de la náutica una de nuestras aficiones.

¿Qué tenemos que saber antes de elegir el chaleco salvavidas automático?

¿Dónde vamos a navegar? ¿cuáles son nuestras aspiraciones en esta nueva afición?

Si lo que vamos a hacer son navegaciones en aguas interiores como pantano, lagos, ríos, etc., muy cerca de la costa sin llegar a alejarnos más de 5 millas de la costa, según la normativa que existe, el chaleco salvavidas que tenemos que comprarnos es de 100 Newton,(es una medida que tienen todos los chalecos para decir lo que aguantan, peso, rayos UV, cabeza fuera del agua, etc.).

Si nuestra aspiración es alejarnos cada vez más de la costa, llegando a salir de esas 5 millas, por ejemplo para cruzar desde la península hasta las islas Baleares, lo que tenemos que hacer desde un principio es comprarnos un chaleco salvavidas automático de 150 N (Newton).

Una vez elegido los Newton, dentro del abanico de chalecos salvavidas que existen tendremos que elegir entre otras 2 opciones, que tipo de sistema hará que se dispara al entrar en contacto con el agua:

Esta acción la efectúa una pastilla de sales que se disuelven en contacto con el agua y liberan el percutor, este tipo de sistema puede hacernos alguna mala pasada sobre todo si llueve mucho, puede mojarse y disolverse la pastilla, e inflarse aunque solo estemos en el barco sin caernos al mar.

Cuando el sistema de disparo automático es a través de una pastilla de sal o celulosa, el chaleco suele ser más barato y la botella de CO2 que lleva para inflar el chaleco, una vez que se ha usado ó caducado, también lo es.

Y la segunda opción es mediante un sistema hidrostático, estos chalecos salvavidas son más fiables, ya que saltan por presión no por humedad.

Pero en general son más caros y la reposición de la botella no es tan fácil y tán barata como en el chaleco anterior, ya que no solo hay que cambiar la botella de CO2 si no también el mecanismo entero donde se aloja esta.

¿Qué dice la normativa sobre los chalecos salvavidas?

Aquí os dejo un enlace a la normativa donde os explica que tipo de chaleco se tiene que utilizar según la navegación que hagamos. Enlace

Aquí os dejo también un enlace a mi canal de youtube donde publique un vídeo sobre el tema, espero que os guste.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: